top of page
  • Foto del escritorAline Silva | PhishX

¿Por qué es importante invertir en educación en ciberseguridad para las instituciones educativas?

La tecnología ya forma parte de nuestras vidas y ha sido responsable de una verdadera revolución digital en la educación. Pero detrás de la promesa de un acceso rápido y amplio al conocimiento están los riesgos de los ciberataques.

 

Las instituciones educativas son responsables de almacenar una serie de datos sensibles e información personal, lo que las convierte en objetivos de los ciberdelincuentes. Además, muchas escuelas y universidades no priorizan la ciberseguridad, lo que hace que el riesgo sea aún mayor.

 

El número de ataques de ransomware dirigidos a escuelas y universidades no hace más que aumentar cada día, además de otras estafas como el phishing y las filtraciones de datos. Por eso es fundamental que estas instituciones inviertan en acciones de seguridad digital.


¿Son las instituciones educativas un blanco fácil?


Las instituciones educativas se han convertido en uno de los principales objetivos de los ciberataques a nivel mundial, según un estudio del Reino Unido, cerca del  92% de estas organizaciones han registrado algún tipo de ciberataque.

 

Entre estas brechas, la que más destaca es el ransomware, que está creciendo exponencialmente en todo el mundo. Hay algunas cuestiones que demuestran por qué esta industria ha estado recibiendo cada vez más ciberataques.

 

Las escuelas y universidades se enfrentan a varios desafíos, uno de los cuales es tratar con niños y adultos jóvenes, que usan sus propios dispositivos en las aulas y se conectan a redes desconocidas o comparten sus computadoras y teléfonos móviles con otros.

 

Estas acciones abren brechas de seguridad, por lo que los delincuentes pueden ingresar a los sistemas de estas instituciones y así aplicar estafas y ataques.

 

Otro factor determinante para estas acciones es que con el avance de la pandemia del Covid 19, muchas escuelas y colegios invierten en la educación a distancia y a pesar de que la pandemia terminó, las clases en línea han continuado.

 

De esta manera, los estudiantes y el personal de las instituciones lidian a diario con sus dispositivos y sistemas que pueden ser hackeados por los ciberdelincuentes.

 

Además, muchos empleados desconocen los riesgos que un simple correo electrónico o un enlace pueden suponer para la seguridad de la institución. Es por eso que la conciencia es tan importante tanto para los empleados como para los estudiantes.


¿Es importante la ciberseguridad para estas instituciones?


Con el avance de la tecnología y la educación moderna, los estudiantes y educadores acceden a diversos recursos en línea y es precisamente esta dependencia de los medios tecnológicos lo que hace que la ciberseguridad sea importante para estas instituciones.

 

Al fin y al cabo, la pérdida o violación de datos sensibles puede tener graves consecuencias para estas instituciones y para todas las personas implicadas

 

Si ocurre:

  

·        Compromiso de la privacidad de los estudiantes;

·        Fraude académico;

·        Pérdida de propiedad intelectual;

·        Fuga de información sensible.

 

La institución puede enfrentar multas y sanciones judiciales, además de perder todo su prestigio y reputación en el mercado.

 

Por no hablar de que si se produce un ciberataque, mientras no se resuelva la situación, las clases pueden quedar paralizadas, perjudicando la enseñanza y el desarrollo de los alumnos.

 

Otro factor importante es que estas instituciones producen una gran cantidad de investigación y desarrollo intelectual.  

 

Debido a esto, proteger estos documentos contra robos o compromisos es fundamental para preservar la reputación de la institución y mantener su posición como centro de excelencia académica.

 

Cuando hablamos de instituciones educativas, las pérdidas van más allá del tema financiero, después de todo hay un sinnúmero de personas que necesitan de las escuelas y universidades para funcionar correctamente.


Prácticas de ciberseguridad para instituciones educativas


Ahora que hemos presentado a los ricos, y por qué la ciberseguridad debería ser parte de la rutina de las personas en las instituciones educativas. Hablemos un poco sobre las mejores prácticas para mitigar el riesgo.


Políticas de seguridad y gobernanza


Es importante que las instituciones educativas establezcan políticas claras de ciberseguridad y gobernanza. Estas acciones se encargan de orientar el uso de tecnologías y estrategias de seguridad digital.

 

Para que esto ocurra, es necesario incluir y definir algunas pautas, estas son:

  

·        Uso de contraseñas seguras;

·        Políticas de Uso Aceptable;

·        Acceso a redes y sistemas;

·        Intercambio seguro de información;

·        Cumplimiento de la normativa de protección de datos;

·        Formación continua entre personas.

 

Son estas políticas las que dirigirán a las personas para que sepan cómo actuar en casos de ataques. Es necesario iniciar una aculturación en estas instituciones.

 

Recuerda que la educación es la clave para una sociedad más informada en todos los ámbitos, especialmente en lo que respecta a la seguridad de los datos.

 

Las personas en las instituciones solo cambiarán su forma de pensar sobre la ciberseguridad cuando entiendan el problema y conozcan los mecanismos necesarios para combatirlo.


Copia de seguridad y recuperación de datos


A la hora de establecer la política de seguridad, es el momento de poner en práctica las acciones. Es extremadamente importante que las instituciones realicen copias de seguridad periódicas de los datos y la información en sus sistemas.

 

Además, es necesario contar con un plan de recuperación ante desastres que sea efectivo, ya que en caso de una brecha o pérdida de esta información, toda ella estará en una copia de seguridad segura.

 

Las instituciones manejan una extensa base de datos y no pueden permitirse el lujo de dejar que toda esta información se desvíe. Es necesario crear acciones para salvaguardar todos y cada uno de los datos disponibles.

 

De este modo, las universidades y escuelas pueden mitigar el impacto que pueden causar ataques como el ransomware, así como garantizar la disponibilidad e integridad de toda la información educativa.


Monitoreo y detección de amenazas


Las instituciones educativas deben implementar sistemas de monitoreo y detección de amenazas. De esta manera, es posible identificar actividades o comportamientos sospechosos. 

 

Las simulaciones de ataques de phishing son una excelente manera de detectar amenazas, porque es posible identificar cuántas personas caen en las simulaciones y comprender el verdadero riesgo al que se enfrenta la institución.

 

A través de estos datos, es posible crear acciones específicas que fortalezcan la seguridad en torno a las personas y así ayudar a mitigar los riesgos de ataques.

 

Capacitaciones en ciberseguridad


La concienciación es la acción más importante para proteger a las instituciones educativas de los ciberataques. Esto se debe a que la mayoría de las estafas están dirigidas a personas.

 

Y estos ataques pueden venir de todas partes, de estudiantes, educadores, funcionarios del gobierno, en fin, todas las personas están sujetas a caer en las acciones de los delincuentes. Por eso es importante que todos sepan cómo protegerse.

 

Todas las demás estrategias de seguridad no son esenciales para estas organizaciones, pero no son efectivas si no hay conciencia.

 

Los empleados e incluso los estudiantes necesitan entender y saber qué son los riesgos cibernéticos para poder crear mecanismos de defensa.

 

Deben saber que no se recomienda conectarse a redes Wi-Fi públicas para acceder a los sistemas, que todas las contraseñas deben tener combinaciones seguras y que no se deben abrir archivos adjuntos de mensajes desconocidos.

 

Por eso es tan importante la concienciación, porque solo con formación estas personas serán conscientes de estos riesgos.

 

Como tal, las instituciones educativas deben brindar capacitación periódica a estudiantes, educadores y personal administrativo sobre los riesgos cibernéticos.

 

Todo el mundo necesita saber cómo identificar y denunciar las amenazas, así como las mejores prácticas para proteger sus dispositivos e información personal.


PhishX como aliado de las instituciones educativas


PhishX es un ecosistema que ofrece una variedad de soluciones que ayudan a las instituciones educativas a protegerse contra los ciberataques.

 

Brindamos conocimientos de seguridad, privacidad y cumplimiento a todos en cualquier canal de comunicación, en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier dispositivo.

 

Esto hace que sea más fácil para las personas comprar y transforma las estrategias de seguridad en algo más efectivo y accesible para todos. Al fin y al cabo, los estudiantes y los educadores pueden tener contacto con la ciberseguridad en cualquier lugar.

 

Capacitaciones de concientización sobre seguridad


PhishX ofrece formación personalizada en materia de ciberseguridad, adaptada a las necesidades específicas de las instituciones educativas.

 

Contamos con una extensa biblioteca de materiales en portugués y traducción a varios otros idiomas. Esto permite que las instituciones puedan comunicarse con todos.

 

Estas capacitaciones educan a los estudiantes, profesores y personal sobre las mejores prácticas de seguridad digital, cómo identificar y denunciar amenazas, proteger la información confidencial y evitar caer en estafas de phishing.


Simulaciones de phishing


Nuestra plataforma permite a las instituciones educativas realizar simulaciones de phishing para probar el nivel de madurez de seguridad digital entre las personas.

 

Estas simulaciones ayudan a identificar áreas de vulnerabilidad y medir el progreso a lo largo del tiempo. Con esto, las instituciones pueden saber cuántas personas cayeron en estas pruebas y entender el problema real.

 

Las simulaciones ayudan a identificar los ataques y a saber cómo reaccionar si estas acciones realmente ocurren. De esa manera, prepara a las personas para un escenario de riesgo cibernético real.

 

Al exponer a las personas a escenarios realistas de phishing, puede fortalecer la capacidad de su institución para detectar y prevenir ataques.


Análisis de resultados


En nuestra plataforma, al realizar simulaciones de phishing, su institución puede recopilar y analizar los datos generados por las simulaciones.


Esto incluye información como las tasas de clics en los enlaces, las aperturas de correos electrónicos y los comportamientos de respuesta de las personas.

 

También es posible identificar cuántos de ellos han completado la capacitación, lo que permite tomar acciones específicas. A partir de estos datos recopilados, PhishX genera gráficos y métricas.

 

Esta información ayuda a identificar la eficacia de las simulaciones de phishing y el nivel de conocimiento de las personas sobre las amenazas cibernéticas.

 

Con base en la información de los gráficos, nuestro equipo puede recomendar acciones correctivas específicas para fortalecer la ciberseguridad de las instituciones educativas.

 

Por ejemplo, la implementación de capacitación adicional, la mejora de las políticas de seguridad y la adopción de medidas de protección adicionales para las áreas identificadas como vulnerables.

 

PhishX fortalece la ciberseguridad de las instituciones educativas al proporcionar capacitación especializada, simulaciones de phishing y detección avanzada de amenazas.

 

Al empoderar a los estudiantes, profesores y personal con las habilidades y el conocimiento que necesitan para protegerse contra los ataques cibernéticos, podemos ayudar a crear un entorno educativo más seguro.

 



Mujer blanca, sosteniendo unas hojas, frente a una institución educativa, al fondo detrás de ella, vemos a un hombre blanco y una mujer conversando.
Las instituciones educativas necesitan invertir en ciberseguridad.

 

2 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page