top of page
  • Foto del escritorAline Silva | PhishX

¿Sabes qué es un firewall humano y cómo puede mitigar los riesgos?

Los ataques cibernéticos y las intrusiones se dirigen a los empleados de una empresa, a quienes se dirigen enlaces y descargas maliciosas que permiten a los atacantes obtener acceso a los datos confidenciales de una organización.


Aunque existen varios mecanismos que protegen a estas personas, si no saben identificar los riesgos, se convierten en un blanco fácil.


Aquí es precisamente donde entra en juego el cortafuegos humano. Se trata de una línea de defensa basada en las personas, por lo que se trata de una medida de protección que se basa en el factor humano para preservar a la organización de intrusiones y fugas de datos.


Durante años, las instituciones han estado invirtiendo en una variedad de firewalls, pero a medida que las amenazas se vuelven más sofisticadas y se dirigen a las vulnerabilidades humanas, necesitan invertir en otro tipo de firewall.


Esto se debe a que el firewall humano es una capa adicional de seguridad, y todas las personas de una institución tienen la función de proteger los datos y la información confidenciales.


¿Quiere saber más sobre el cortafuegos humano y por qué es importante para la mitigación de riesgos? Sigue leyendo este texto y aprende más.


Pero, al fin y al cabo, ¿qué es un cortafuegos humano?


Antes de hablar de lo que es un cortafuegos humano, vayamos a la definición de cortafuegos. Un firewall es un sistema de seguridad de red basado en software o hardware que protege a las empresas de intrusiones.


Es responsable de controlar el tráfico de datos entre la red interna de una organización e Internet. De esta manera, bloquea los accesos no autorizados, como:


  • Intentos de intrusiones;

  • Malware;

  • Enlaces maliciosos.

 

Bueno, ahora que entiendes la definición de un firewall, es más fácil entender el lado humano de esta estrategia.


Definimos el cortafuegos humano como un enfoque de ciberseguridad basado en la formación. De esta manera, enseña a los empleados cómo identificar y evitar las amenazas cibernéticas.


Al igual que un firewall de red puede bloquear el tráfico y los datos de enlaces maliciosos, con un firewall humano, las personas están capacitadas para luchar contra los ataques cibernéticos.


Esta estrategia requiere capacitación para identificar actividades sospechosas y para que las personas sepan cómo reportar posibles incidentes. Al fin y al cabo, los empleados bien formados saben cómo actuar.


Como resultado, los empleados contribuyen a una ciberseguridad eficaz y no dependen únicamente del departamento de TI para hacer frente a los problemas. De esta manera, las empresas dan más autonomía a estas personas.


Para que el enfoque de seguridad centrado en el cortafuegos humano funcione, es necesario que todas las áreas trabajen juntas y creen campañas de concienciación.


Solo cuando las personas comprenden su papel en la preservación de la seguridad se pueden mitigar los riesgos. Por lo tanto, el cortafuegos humano es la medida de protección que llevan a cabo los empleados.


Estas son las personas que rechazan el acceso indebido, no hacen clic en enlaces sospechosos y evalúan el tráfico inusual. De esta manera, la tecnología trabaja en conjunto con las personas.

 

¿Cuál es la función y los beneficios del cortafuegos humano?

 

Como ya habrás notado, la función principal del firewall humano es crear una capa extra de seguridad y actuar directamente sobre el problema de los ataques, el factor humano.


Se encarga de proteger a las organizaciones de intrusiones que no han sido bloqueadas por soluciones tecnológicas. Con ello, monitoriza y previene cualquier tipo de ataque, a través de las personas que asumen esta responsabilidad de mitigar los riesgos.


Su principal beneficio es aumentar las defensas digitales de las organizaciones. Esta acción es importante, ya que muchos de los ataques tienen éxito gracias a la intervención de las propias víctimas.


Al fin y al cabo, muchas personas no son conscientes de los riesgos y, como resultado, acaban haciendo clic en enlaces sospechosos, aceptando el envío de documentos desconocidos, no utilizando contraseñas seguras y no actualizando sus sistemas, abriendo agujeros de seguridad en las organizaciones.

 

Los siguientes son los principales retos a la hora de invertir en el cortafuegos humano.

Identifique las brechas de seguridad

 

A través de campañas de concienciación y compromiso de los empleados sobre temas relacionados con la ciberseguridad, es más fácil identificar posibles brechas y fallos de seguridad.


Esta acción se ve enfatizada por las simulaciones de ataques de phishing que se basan en las acciones de las personas expuestas. De esta forma, es posible conocer el nivel de madurez de cada equipo y los riesgos asociados a los mismos.


Concienciación de la gente


El cortafuegos humano es una medida muy importante en todo el proceso de concienciación de los empleados. Con las acciones necesarias, es posible concientizar a las personas sobre los factores de seguridad y evitar que la institución sufra ciberataques.


Crea una barrera adicional de seguridad


Cuando las empresas invierten en cortafuegos humanos, añaden una barrera de seguridad adicional. De esta manera, son capaces de combinar la tecnología con el factor humano y hacer que su protección sea aún más precisa y eficaz.


Esto se debe a que los ciberataques están dirigidos a las personas, y muchos de ellos llegan a través de correos electrónicos, promociones, SMS y el temido phishing. Con el factor humano, esta barrera de seguridad se vuelve mucho más robusta.


Evita la fuga de datos


El firewall humano es un soporte importante para evitar que las organizaciones sufran fugas de datos. Esto se debe a que, con personas que son conscientes de los riesgos y tienen mecanismos para identificarlos, el riesgo de fuga es menor.


Al fin y al cabo, los empleados toman conciencia de su papel en la institución y, con ello, se protegen de estas invasiones y ataques.


Las personas tienen que ser agentes de seguridad


Cuando las organizaciones tratan a las personas como agentes de seguridad, la cultura de la ciberseguridad se hace más presente y efectiva en la rutina de todos.


Es necesario entender que las personas no son el eslabón más débil, sino el eslabón más fuerte cuando se trata de seguridad de la información. Los empleados necesitan adquirir conocimientos sobre los riesgos.


Después de todo, no sabemos cómo lidiar con lo desconocido. Es por eso que la ciberseguridad debe ser parte de la vida de todos. Solo con formación y políticas de seguridad es posible acabar realmente con las ciberamenazas.


Para ello, las organizaciones necesitan inspirar a sus empleados y empoderarlos para que todos puedan aportar y extraer conocimientos sobre los principales temas de ciberseguridad.


Si bien las tecnologías y técnicas automatizadas son mejores para gestionar el volumen de amenazas potenciales, las personas siguen siendo esenciales para controlar los ataques y adquirir conocimientos sobre el tema.


PhishX como solución para el cortafuegos humano

 

PhishX es un ecosistema capaz de llevar el conocimiento de ciberseguridad a las personas, en todas partes.


Nuestra plataforma no solo tiene como objetivo proteger a las organizaciones de los ciberataques, sino también educar y empoderar a los empleados para que todos sepan cómo reconocer y mitigar las amenazas.


Así es como PhishX puede ayudar a su empresa a implementar el firewall humano en su estrategia.


Educar a los empleados

 

Nuestra plataforma permite a las empresas crear y ejecutar campañas de concienciación sobre ciberseguridad, adaptadas a las necesidades específicas de cada equipo.


Contamos con varios materiales, como videos y folletos, enfocados en los principales temas de ciberseguridad. Con esto, es más fácil y efectivo iniciar el proceso de firewall humano.


Con el contenido adecuado, las personas adquieren conocimientos sobre los riesgos y aprenden a defenderse.


Además, nuestra plataforma facilita el envío de comunicaciones importantes relacionadas con la ciberseguridad, lo que garantiza que los empleados estén siempre actualizados sobre las últimas amenazas y las mejores prácticas.


También puede ejecutar simulaciones de ataques de phishing para medir la preparación y la respuesta de las personas. Con esto, el equipo de TI identifica las áreas que necesitan mejoras.


Estas simulaciones te ayudan a identificar el nivel de madurez de tu equipo y saber qué acciones de formación y concienciación hay que implementar.


Los entrenamientos no tienen por qué ser aburridos y monótonos. Es por eso que nuestra plataforma cuenta con cuestionarios interactivos para involucrar a los empleados y reforzar el aprendizaje sobre ciberseguridad de manera efectiva.

 

Trabajar con datos y métricas

 

Además de toda la ayuda de formaciones y simulaciones, contamos con una plataforma de análisis de datos diseñada para proporcionar una visión detallada del panorama de ciberseguridad de tu organización.


Nuestra plataforma proporciona datos en tiempo real de todas las campañas. De esta forma, es posible realizar un seguimiento del rendimiento de cada acción, permitiendo una respuesta rápida ante posibles amenazas.


Puede ver cuántas personas cayeron en las simulaciones de phishing y cuántas de ellas tomaron las capacitaciones. Para que el cortafuegos funcione, todo el mundo debe estar comprometido.


De esta manera, es posible identificar brechas y crear acciones de mejora. Nuestra plataforma ofrece herramientas para gestionar y analizar indicadores clave de ciberseguridad, ayudando a las organizaciones a identificar áreas de mejora y tomar decisiones informadas.


Además, es posible identificar a los infractores reincidentes en las brechas de seguridad, lo que permite un enfoque proactivo para resolver los problemas de cumplimiento y comportamiento.


Iniciar el proceso de firewall humano


Entender que la verdadera resiliencia de las empresas solo es posible si confían en el firewall humano. Esto se debe a que cada persona estará capacitada y capacitada para proteger a la organización.

 

Invertir en ciberseguridad debe ser una prioridad para tu empresa, porque solo con acciones efectivas es posible combatir a los atacantes y sus ataques.

 



Jóvenes sonrientes mirando la tableta.
El firewall humano es una capa adicional de protección para su empresa.

 

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page